Estos clientes tenían una cocina cerrada, estrecha y con poca luz natural, y el salón estaba desaprovechado. Tras tomar medidas en su vivienda, le realizamos un proyecto adaptado al siglo XXI y se decidió tirar el tabique que separaba cocina de salón, aprovechando mucho mas la luz natural y haciendo las zonas de paso mucho mas ergonómicas y cómodas. En este caso los clientes optaron por una cocina modelo Bali T con uñero integrado de color blanco y encimera sin juntas de Corian blanco. 

Salón a reformar
Reformamos el salón uniéndolo a la cocina.
Vista de la cocina a reformar
Esta es la cocina a reformar, uniéndola al salón para ampliar el espacio.

Si nos hablan de una cocina con muebles y encimera blancos pensamos en que puede parecer demasiado blanco, y dar la sensación de hospital. Sin embargo, al introducir un toque de color suave en las paredes y combinarlo con un suelo de imitación a madera natural, junto con detalles como los taburetes o el reloj nos dan como resultado un lugar muy luminoso y acogedor.

Vista de la cocina unida al salón
Reforma de una cocina abriendo la cocina al salón.
Vista desde la zona del salón

Entradas recientes

Categorías